La primavera nos contagia de alegría. ¿Por qué?

La llegada de la primavera es sinónimo de despertar. Tenemos más energía y entusiasmo, nos reactivamos psíquica y físicamente. Nos dan más ganas de salir, no cuesta tanto levantarse a la mañana para ir a trabajar, disfrutamos de días más largos y los que suelen tomarse un “descanso” durante los meses fríos se animan a retomar la actividad deportiva. Con el aumento de las temperaturas y la luz, nuestro estado de ánimo mejora y nos sentimos con más vitalidad para hacer muchas más cosas que los meses anteriores.

¿Por qué?

El aumento de las horas de sol, los cambios meteorológicos, la polinización de las flores, los aromas, los colores, todo influye.

A nivel químico, los neurotransmisores serotonina y melatonina tienen un papel importante en los cambios cerebrales que implican la luminosidad y la oscuridad. En esta época, con el aumento de las horas de luz, se elevan los niveles de serotonina, sustancia que induce estados de bienestar. A su vez, este incremento de luz hace que no se produzca tanta melatonina, una hormona que se activa durante los meses más fríos, las estaciones de otoño e invierno y que es la responsable de esa sensación de “adormecimiento” que nos hace sentir que invernamos.

El impacto visual y aromático de las flores, plantas y árboles, los olores tan característicos de la época como el jazmín, la lavanda… generan una especie de “aromaterapia” casera que para cada uno tendrá una significación diferente: se acerca el calor, fin de año, un poco más adelante las fiestas, las tan esperadas vacaciones. Los aromas también son una de las mejores herramientas para transportarnos en el tiempo y recordar vivencias pasadas.

La primavera es el momento para aprovechar y retomar iniciativas saludables como practicar deporte al aire libre, lo que produce endorfinas que reducen la sensación de dolor y producen un estado de ánimo de alegría y satisfacción. El calorcito también da ganas de juntarse con amigos o con la familia…incluso los niveles de serotonina también aumentan cuando estamos en compañía de otras personas! Así que, ¿qué mejor idea que practicar ejercicio al aire libre en familia o en compañía de amigos y mascotas?

Si bien está comprobado que cambio de estación influye en nuestro cuerpo y psiquis, no podemos dejar nuestro estado de ánimo solamente a merced de las horas de luz del día. Aprovechar el entorno favorecedor es ideal para activarnos, lo que no será sin una dosis de fuerza de voluntad. Hasta nuestras mascotas se sentirán con más ganas de salir a pasear. Aprovechemos este “empujón primaveral”.

Es una excelente forma de pasar el tiempo de forma saludable y de disfrutar de las ventajas extra de hacer deporte en espacios naturales en compañía de nuestros afectos. ¿Cómo vas a disfrutar de esta primavera?

 

Lic. Delia Madero
Psicóloga
MN 41798

 

 

 

 

Los temas trabajados en el presente artículo tienen como fundamento tratar el vínculo entre el ser humano y su mascota, desde una perspectiva psicológica aplicada a las personas. Temáticas relacionadas con el comportamiento animal tienen como objetivo únicamente ilustrar diferentes aspectos de dicha relación. Ante cualquier duda o consulta con respecto al comportamiento de su mascota no dude en consultar con la Dirección Veterinaria de DogRun o su profesional de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *