El 2018, el año del Perro

En el horóscopo chino el año 2018 será el año del Perro de Tierra.

En América Latina, el zodiaco oriental es para muchos países y personas, un gran referente. Este 2018 parecería venir cargado de intuición, olfato, abrazos, fidelidad y compasión.

Repasemos un poco de historia:

En China, la astrología se hizo muy popular durante el reinado del emperador Fu Hsi (2953-2838 a. C.).

La leyenda china afirma que más de cinco siglos antes del naci­miento de Cristo, cuando la astrología china ya estaba consolidada, Buda, en las puertas de la muerte, pidió a todos los animales del mundo que acudieran ante él para despedirse de ellos y darles un regalo. Muchos animales no llegaron a presentarse ante Buda, probablemente porque desconfiaron de aquella petición.

Sí fueron a la reunión doce animales: la rata, el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el caballo. Para agradecerles la asistencia, Buda le asignó a cada uno de ellos un año, que les pertenecería siempre y los haría inmortales.

El año de cada animal coincidiría con la llegada del Año Nuevo Chino, que se rige por los ciclos lunares. Entonces, se le asignó a cada ano un nombre de animal y se le atribuyeron las características del animal; por lo tanto, todas las personas nacidas en ese año adquirían la personalidad y las pautas de comportamiento asociadas a ese ani­mal. Se estableció un ciclo de doce años.

 

Cuenta la historia que, cuando China se convirtió en un imperio, cualquier persona que practicara la astrología era condenada a muerte, fuera cual fuera su intención. La razón era que los secretos de las estrellas, igual que los de Estado, sólo estaban en manos del emperador.

Los astrólogos actuales siguen empleando el mismo sistema que utilizaban los astrólogos del Imperio Chino para seguir el movimiento de los planetas y de las estrellas.

Otra teoría cuenta que hubo muchas discusiones sobre qué animal se de­signaba a cada año, y que para ello se tuvieron en cuenta los cambios producidos en la meteorología y en la agricultura. Los chinos se enorgullecen de basar sus cálculos en los cambios de estación.

Si observamos con atención los animales que componen los doce signos chinos, se ve muy claramente que estos forman dos grupos de seis animales: un grupo activo y otro pasivo. Es el elemento Yin/ Yang.

¿Y qué significa que el 2018 será el año del Perro de Tierra?

Según los astrólogos Retornará la familia como base para la sobrevivencia; los lazos cortados, interrumpidos, lastimados, agredidos encontrarán eco entre su propia tribu. Se abrirán las compuertas del corazón y las constelaciones familiares serán esenciales para recuperar vínculos profundos entre sus miembros.

El perro es un amigo incondicional si siente que estás en el tao (camino), pero si te desvías te cobra peaje. Lo intangible e invisible también nos contamina y envenena. Aprender a separar lo bueno de lo malo será muy importante para el 2018.

Creas o no creas en los vaticinios, en los horóscopos y demás cuestiones, pensemos que para ser mejores personas el perro es el gran ejemplo de vida, de amistad, amor incondicional, alegría, lealtad y compromiso que día a día nos deja sus enseñanzas.

 

¡A ladrar de felicidad este 2018!

 

 

Fuente1

Fuente2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *