Cuerpos extraños: Mi perro tragó objetos que no debía

Los perros ” ven ” el mundo a través de sus narices, y el sabor está íntimamente ligado a su sentido del olfato.

Algunos veterinarios y expertos en conducta animal creen que esto puede ser la razón por la cual los cachorros  ingieren elementos que no son su comida.

Pueden tragar una sustancia peligrosa por curiosidad, excitación o simplemente por accidente, por ello buscar ayuda veterinaria de forma rápida puede hacer toda la diferencia.

 

Los perros y los gatos pueden tragarse un objeto que, tras descender por el esófago, puede quedar atrapado en el estómago o el intestino debido a su tamaño. En estos casos se dice que el animal presenta un cuerpo extraño gastrointestinal. Los síntomas suelen consistir en vómitos, pérdida del apetito y letargo.

Por lo general, es necesario administrar con urgencia un tratamiento de soporte con medicamentos y extraer el objeto mediante cirugía o con un endoscopio para evitar la obstrucción o la perforación del tubo digestivo, lo cual, de suceder, podría provocar a su vez un estado de shock y la muerte.

 

Aquí te detallamos algunos materiales que comúnmente los cachorros ingieren o se tragan y que definitivamente justifican. una visita al veterinario

 

 

Heces

 

Más desagradable como este hábito puede haber, el consumo de heces muy rara vez, pone en peligro la vida de nuestras mascotas.Los perros tienden a comer su propia materia fecal, la de otros perros, gatos, o de animales silvestres locales.Si su perro no deja escapar bocados caca del parque o por el barrio, tenés que estar atento a los síntomas de malestar gastrointestinal, como vómitos y diarrea. Visitar a su veterinario para un examen y análisis fecal para comprobar si hay parásitos intestinales y bacterias infecciosas, es clave.

Todos los perros con coprofagia (el hábito de comer heces) deben ser desparasitados regularmente por un veterinario.

 

Papel 

 

 

Si tu cachorro se traga un trozo de papel, pasará a través del tracto digestivo.Sin embargo, grandes cantidades de papel o super – absorbentes, como por ejemplo los tampones, compresas y algunas toallas de papel,  son otra historia.Este material se expande en el intestino y es una causa común de cuerpos extraños en los perros. Los rayos X se deben tomar para ver si el artículo  puede salir por sí solo o si es necesaria una intervención quirúrgica.

 

Metal

 

 

Dependiendo del tamaño, la forma, la posición y tipo de metal que ingiere,  podría ser muy grave. En algunos casos de monedas, por ejemplo,  se plantea el riesgo de envenenamiento de zinc, dependiendo del año en que fueron acuñadas.

Los objetos afilados o puntiagudos como alfileres, clavos o cuchillas de afeitar, pueden perforar los intestinos, y grandes piezas podrían causar obstrucciones. Incluso si tu cachorro sólo se tragó pequeños trozos de metal, la atención veterinaria inmediata debe ser prioritaria.

 

Tela o muñecos de peluche 

 

Piezas de juguetes de peluche, medias, ropa interior,  etc.,  son algunos de los elementos más comunes extraídos quirúrgicamente de perros cada año.
Una vez más, pequeños trozos de material pueden pasar sin problema, pero a menudo los perros son los ladrones más grandes de lo que pensamos e ingieren porciones de mayores dimensiones.

 

Huesos

 

 

No hay nada que los cachorros amen más que un hueso real para roer. La ingestión de un hueso podría dar lugar a un gran problema, ya que grandes trozos pueden ser demasiados sólidos y densos pasar por el tracto gastrointestinal. Los huesos en general,  requieren la extirpación quirúrgica, por lo que deberás estar alerta y en contacto con tu veterinario si su perro ingiere accidentalmente un gran trozo de hueso.

Naturaleza

 

 

Los perros adoran el aire libre – tanto que a veces les gusta llevarse para casa algunas piezas naturales, e ingieren hojas, piedras o palos. Grandes cantidades de hojas pueden bloquear los intestinos y los palos pueden causar lesiones en el tracto gastrointestinal o acuñarse.

También corren el riesgo de ingestión de plantas tóxicas.

 

Diversidad de objetos

 

 

Baterías, caucho, algunos alimentos de mesa, productos químicos domésticos y varios medicamentos también representan una amenaza para los perros.En caso de duda, ponete en contacto inmediatamente con el médico veterinario de confianza y/o el centro de atención más cercana.

 

 

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *