Después de la carrera… ¿Cómo mantenernos motivados?

Participaste de un evento fuera de lo común. Te encontraste con miles de dueños y perros que compartieron tu misma pasión. Caminaste, corriste, te divertiste formando parte de un encuentro que escapa lo cotidiano. Te preparaste para ese día, seguiste paso a paso lo necesario para poder participar. Buscaste tu kit, el de tu mascota. Fueron solos, o acompañados por amigos y sus mascotas, por tu familia que fue a apoyarlos. Vivieron un momento ideal, que expresó que son una dupla inseparable y potenció las ganas de seguir adelante. La carrera puede haber significado muchas cosas.

Haber representado un objetivo por el cual venís entrenando junto a tu mejor amigo, o quizás el puntapié que necesitabas para arrancar, comenzar a compartir una vida más activa y saludable junto a tu mascota.

Estás ante un gran desafío: el del día después, y las semanas después. Las endorfinas desaparecen, la rutina vuelve a instalarse rápidamente y eso que te empujó y llenó de entusiasmo puede ser difícil de sostener. ¿Cómo no desanimarse?

Corrés el riesgo de ponerte objetivos imposibles y anotarte en todas y te agotás, vos y tu mascota. Lo más seguro es un abandono a corto plazo, y una gran frustración. O puede que nunca arranques, que quede en “la lista de las cosas que empezarás el lunes” y tu mascota, con el paseador se arregla. O, existe un tercer camino…intentar algo diferente. Veamos cómo, ya que es posible.

El impulso, el motivo por el que verdaderamente hacemos las cosas es la motivación. Ésta es la que nos moviliza para lleva a cabo determinadas acciones, para conseguir lo que queremos. Un primer paso importante es poder identificar cual es nuestro objetivo. En líneas generales, se trata de compartir con nuestra mascota una vida más sana. Luego esto representará para cada dupla algo distinto. Están los que salen a correr, los que caminan, los que juegan. Cada persona y cada mascota tienen que conocer que es lo adecuado para cada uno y ver el modo de llevarlo a la práctica.

Una vez que el objetivo general está identificado, hay que pensar el cómo. Sostenerlo será luego otro desafío. Por eso es fundamental que el objetivo sea realista y acorde a las capacidades y potencialidades de ambos, mascota y dueño.

Por ejemplo: “quiero poder compartir tiempo con mi mascota y que sea fuera de mi casa, entonces vamos a hacer caminatas”, o “me gusta entrenar, quiero que mi perro ahora entrene conmigo y salir a correr con él”, “en vez de quedarme sentado en la plaza charlando con otros dueños, quiero que charlemos mientras caminamos hacia un lugar”, o “estoy con sobrepeso, me vendía bien moverme un poco, y a mi mascota también ya que no pasamos tanto tiempo juntos, o si lo hacemos es en casa, tirados”. Identificar lo que les haga bien a los dos, elegir el lugar, programar en que momento.

Realizar actividad deportiva aporta tanto al dueño como a su mascota beneficios que colaboran con el bienestar general de ambos, repercutiendo no sólo con el buen estado físico, sino el beneficio adicional de compartir juntos un tiempo. Por supuesto que esto requerirá de un esfuerzo, de salir de una zona de confort y pasividad, pero en favor de una experiencia positiva y gratificante para los dos.

La constancia en los objetivos que nos proponemos va a depender de muchos factores pero fundamentalmente será la motivación lo que nos va a permitir sostener lo que nos propongamos. Tener un compañero es un modo muy efectivo de sostener una actividad deportiva. Nuestra mascota es el compañero ideal. La mascota es un gran motivador, de un valor incalculable para ponernos en actividad. Si tenemos mascota, no podemos no estar activos. Ella necesita salir, pasear, correr, jugar. Aprovechemos esa posibilidad que nos brinda de acompañarla y pasar un tiempo de calidad y salud junto a ella. Conviene elegir una actividad que sea divertida y variada, fomentando la creatividad para hacer de la práctica deportiva, cualquiera sea esta, un programa.

Perro y dueño forman un equipo que se potenciará mutuamente. Es cuestión de descubrir cómo llevarlo a cabo y aprovechar esa posibilidad inigualable. Dogrun nos muestra cómo, el resto depende de nosotros.

Lic. Delia Madero
Psicóloga
MN 41798

Los temas trabajados en el presente artículo tienen como fundamento tratar el vínculo entre el ser humano y su mascota, desde una perspectiva psicológica aplicada a las personas. Temáticas relacionadas con el comportamiento animal tienen como objetivo únicamente ilustrar diferentes aspectos de dicha relación. Ante cualquier duda o consulta con respecto al comportamiento de su mascota no dude en consultar con la Dirección Veterinaria de DogRun o su profesional de confianza.

4 Comments

  1. Luz dice:

    Hola. Queria consultarles si eran otra edición en Rosario este año. Gracias.

  2. Graciela dice:

    Hola amigos de DOGRUN, Hemos competido en la carrera, y me emociono mucho cruzar la línea de llegada junto a mi yorkshire, Chinin es nuestra primer carrera me sentí muy orgullosa de mí misma, ya que muchas cosas de las que me propongo hacer me cuesta mucho terminarlas. Cuando vi el primer aviso de esta carrera comenzamos a entrenar y al otro día de la carrera sentí que me faltaba algo, pero fue ahí que me di cuenta que Chinin estaba muy contento cada vez que terminábamos de entrenar, entonces retomamos las caminatas, mi próximo objetivo va a ser bajar unos kilos que tengo de más, mientras esperamos la próxima carrera de DOGRUN.
    Les agradezco infinitamente el fomentar el deporte junto a nuestras queridas mascotas, les mandamos un gran
    Un saludo de Chinin y mío Graciela.saludo

    • DogRun dice:

      Graciela, muchas gracias por tus cálidas palabras nos llena de alegría que hayas podido disfrutar de un momento tan especial con Chinín! Esperamos verlos en la próxima edición! Saludos a ambos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *