La nariz investigadora de tu perro

Las increíbles proezas olfativas que pueden alcanzar los perros deben remontarse a los receptores de su nariz, que es entre 10.000 y 100.000 más aguda que la de una persona. Es por esta razón que tu mascota sabe cuándo tuviste un mal día en el trabajo: puede literalmente olfatear las secreciones de hormonas amargas de tu cuerpo y también olfatear que le colocaste mostaza a tu hamburguesa con queso de tu almuerzo. Sin embargo, esto no es todo:

La nariz investigadora

Los perros utilizan el sentido del olfato para conocer el mundo que se encuentra alrededor de ellos. Es por esta razón que no puede dejar de olfatear. Tu salida a correr por el parque puede ofrecer docenas de puntos de información que indican el bienestar físico y emocional de sus compañeros caninos María y Daisy, así como las personas que viven con ellos. Su olfato le permite saber qué flores están a punto de florecer e incluso los tipos de plagas que están mordisqueando sus colas delicadas.

Cómo reducir el olfateo

A pesar de que este órgano es sinceramente milagroso, existen algunas ocasiones en la que quizá desearías evitar que tu perro olfatee. Después de todo, muchos de nosotros hemos sufrido una situación vergonzosa cuando una mascota olfatea las regiones genitales de un compañero (o quizá nos sentimos horrorizados al ser el objeto de ese olfateo). A continuación, se mencionan algunas sugerencias para ayudar a controlar este comportamiento.

  • Distraé a tu perro con un bocadillo, aplauso o tirando de la correa
  • Entrené a tu perro para estar en la jaula a fin de que se pueda quedar gustosamente apartado durante una fiesta
  • Ejercitalo antes de cualquier evento a fin de que esté cansado y su nariz no desee olfatear
  • La nariz de un perro es una herramienta increíble. Sólo asegurate de que sus investigaciones no incluyan las regiones vergonzosas para tus amigos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *