¿Por qué mi perro se arrastra sobre el suelo?

Es muy probable que tenga picazón o dolor.

Los perros tienen glándulas ubicadas a ambos lados de su recto, lo que crea una secreción de olor muy fuerte. Su propósito es el marcado y la identificación.

Al igual que una etiqueta con el nombre o una tarjeta comercial, etiquetan su cuerpo y sus heces como pertenecientes a él.

Cuando sienta picazón o incomodidad en estas glándulas, tu  perro se lamerá o se deslizará para tratar de solucionar el problema. Durante muchos años, a los dueños de perros se les recomendó apretar los sacos anales cada vez que se bañaba al perro.

Ahora sabemos que este puede no haber sido el mejor consejo. Los perros que no tienen problemas con las glándulas pueden vaciarlos cada vez que defecan, por lo que exprimirlos es innecesario y puede crear un problema donde no hay ninguno, creando tejido cicatricial y trauma en el área anal (que es muy sensible).

El veterinario es quien deberá indicar qué hacer en los casos de perros con molestias en las zonas descriptas.

Los perros que se arrastran la parte posterior de las mamas pueden utilizar este método para eliminar los restos o el picor, pero cualquier perro que tenga este comportamiento muy a menudo está indicando que debemos prestar atención y llevarlo al médico veterinario.

Si ves a tu perro haciendo esto, intentá verificar el área. Buscá hinchazón o enrojecimiento alrededor del ano ó cualquier líquido con mal olor que pueda estar emanando. Si notás un olor desagradable, podría ser una señal de que las glándulas son anormales.  Si las glándulas se infectan, pueden producir un absceso (bolsa de pus) que se romperá en la piel cerca del recto.

Una vez que esto sucede, el perro seguramente actuará arrastrándose sobre su cola o lamiéndose. Cualquier herida abierta necesita atención veterinaria lo antes posible. Debe ser examinado por un veterinario.

 

 

 

Fuente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *