San Valentín el día de los enamorados: Los perros también aman

El 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido “contagiando” a otros países, y querinde tributo alamor. Pocos saben la historia de este santo, quien era un sacerdote que vivía en la Roma del siglo III.

En ese momento gobernaba el emperador Claudio II, y el decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador celebrando en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. Es así como con el tiempo, el día de San Valentín se ha vuelto popularmente el “día de los enamorados”.

 

San Valentín representa para muchos un día de festejo, la excusa ideal para un encuentro romántico, para regalar una flor, un piropo, dedicar una canción. Sin embargo, seguramente habrá corazones rotos que desearían borrar ese día del calendario declarándolo de “poco interés nacional”, pensando que se trata de un día más que nada comercial, sobrevalorado y cursi… Esos corazones, si tienen el privilegio de tener una mascota, verán que tienen más que razones para celebrar, ya que el amor, no es sólo cosa de humanos.

 

Los perros… también aman

A pesar de las diferencias, humanos y perros tenemos más cosas en común de lo que parece, hasta el punto de que algo que parece exclusivo de nosotros, las emociones, también está presente en la mente de nuestros amigos caninos.

Si observamos el comportamiento de nuestro perro ante diferentes estímulos, posiblemente esté sintiendo y demostrando emociones. Existen varios estudios científicos que afirman que los animales poseen, en diferente grado, capacidad de razonamiento, sentimientos y comportamiento inteligente. Si bien los animales pueden razonar y experimentar emociones y expresarlas, está claro que no lo hacen a la manera de los humanos. Pero… ¿Pueden los perros amar?

El concepto de amor es complejo, y obviamente al definirlo, lo estamos haciendo desde un punto de vista humano. Para poder pensar en nuestra mascota, deberemos descentrarnos y repensar el concepto de amor, para pensarlo al “estilo perro”. Si lo llevamos a su forma más simple, como un vínculo afectivo en el que se asocian diferentes emociones placenteras, podríamos pensar que es evidente que los animales tienen la capacidad de establecer lazos afectivos gratificantes, que les estimulan sensaciones placenteras. Este es su modo de amar y no cabe duda que lo expresan de muchas maneras.

Las personas que comparten la vida con un perro, podrán asegurar que se sienten amados por ellos. Y de hecho, los perros aman y lo hacen de un modo muy especial.

El amor de un perro por su dueño no tiene edad, no distingue sexo, raza, color. Es un amor que no necesita grandes regalos, no reclama llamados, no es rencoroso ni envidioso.

El amor entre un perro y su dueño es sin condiciones, se entrega por completo, sin pedir mucho a cambio, tan sólo cuidado y afecto. No se cansa, no “necesita estar solo”, nunca está confundido o conflictuado. No engaña, no piensa que el pasado fue mejor, ni espera que el futuro sea distinto.

El amor entre un perro y su dueño vive el presente. Es un amor que perdona y no tiene rencor. Es generoso, puede incluir terceros, pero sin dejar de ser muy muy fiel. Es un amor con una enorme capacidad de dar. No tiene dobles intenciones, no especula, no es materialista ni convenido. Es un amor puro, simple, sin pretensiones.

Es un amor que cura, que acompaña, que calma, que enseña como amar.

 

Tener una mascota es un privilegio. El privilegio de ser amados infinitamente. Por eso, el 14 de Febrero, y en el mes del amor, a todos los dueños, les deseo un feliz día de los enamorados.

 

 

 

Lic. Delia Madero
Psicóloga
MN 41798

Los temas trabajados en el presente artículo tienen como fundamento tratar el vínculo entre el ser humano y su mascota, desde una perspectiva psicológica aplicada a las personas. Temáticas relacionadas con el comportamiento animal tienen como objetivo únicamente ilustrar diferentes aspectos de dicha relación. Ante cualquier duda o consulta con respecto al comportamiento de su mascota no dude en consultar con la Dirección Veterinaria de DogRun o su profesional de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *