El sedentarismo también atrapa a nuestros perros

Los perros en la antigüedad eran seres muy activos, necesitaban cazar, se movían en manadas y buscaban el mejor lugar para vivir.

Actualmente por la falta de tiempo compartimos pocas salidas con nuestros perros. Una vuelta manzana, a veces las horas del día no alcanzan y ni hablar de jugar. Nos transformamos y transformamos a nuestros perros en seres sedentarios.

La única actividad pasa a ser comer.

Ese es el momento en donde se entabla una relación de actividad. ¡VAMOS a COMER!

Si evaluamos la falta de actividad desde el punto de vista de la salud, veremos que los músculos se atrofian, las articulaciones están exigidas, el sistema circulatorio trabaja más lento, la sangre se pone más densa, la grasa comienza a acumularse en los tejidos, órganos y vasos sanguíneos. El riñón está más exigido.

 

 

Desde el punto de vista psicológico, el animal se estresa. Se siente mal. No tiene vía de descarga física y se pone ansioso y se angustia. No es normal que un animal no se mueva. Un animal que tiene una lesión y no puede caminar o le duele, sufre angustia. Un animal que se siente bien pero que no camina porque depende de nosotros que lo saquemos a caminar también se angustia. La angustia enferma. En los seres humanos y en los animales enferma del mismo modo.

Cuando hacemos ejercicio se libera serotonina que nos da una sensación de felicidad.

Un perro que no se cansa no tiene ganas de dormir.

Son perros que destruyen cosas, que tienen aullidos indeseables.

Es una situación terrible si pensamos que si no lo sacamos a pasear y no puede hacerlo, tiene ganas de gritar y no puede hacerlo, quiere romper todo y no puede hacerlo.

 

 

¿ES FELIZ?

Por dónde pasa la felicidad en el perro. ¿Solo por estar en compañía nuestra?

No. la felicidad pasa en cualquier ser por poder expresarse y ser libre para hacerlo.

Habrá que pensar por qué tenemos un perro.

Cuáles son nuestras obligaciones a la hora de darles felicidad.

Cuidarlos, vacunarlos, desparasitarlos, bañarlos, pasearlos, jugarles, darles una dieta balanceada según sus necesidades, acariciarlos mucho.

Si no podemos hacer esto, entonces no debemos tener un perro!

Cuidado, nada reemplaza un buen paseo…

 

 

Dra. Silvina Muñiz

(MP 5438)

Dir. Veterinaria Dogrun 

Dir. Dispositivo Vet Dogrun

w: vetclinica.com.ar 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *