« Volver

Tutores  |  Consejos saludables

Tener un animal de compañía te activa

Publicado por DOGRUN el 15/02/22
Sostener actividad física regular para algunos no es tarea fácil. Muchas personas se desmotivan frente a la idea de ir a un gimnasio, no encuentran un deporte en el que se sientan a gusto o creen que hacer ejercicio con constancia es un don que les toca a otros. Lo cierto es que todos, salvo que exista alguna contraindicación, necesitamos movernos y hacerlo de manera frecuente. Si contás con un perro en tu casa, es mucho más fácil.

Hacer ejercicio está al alcance de tu mano

Un animal de compañía como un perro, no sólo te aporta afecto, sino también puede ser un gran apoyo a la hora de implementar rutinas saludables. Los perros pueden ser un fuerte factor de motivación para que la gente se mueva. Quienes pasean a sus perros son mucho más activos que quienes no tienen animales, ya que estas dependen de que sus tutores para salir, entonces pone al humano en un compromiso que finalmente beneficia a ambos. Sacar a caminar a un perro representa un agregado importante a la cantidad de ejercicio que uno hace o reemplaza el que uno debería hacer.

¿Sabías que la gente mayor es más proclive a realizar caminatas regulares si quien los acompaña a caminar es un perro y no un humano?
Un estudio realizado en 2008 en Australia demostró que tener un animal en casa aumentaba las caminatas de sus dueños cerca de 30 minutos semanales. Al hacer un análisis más detallado, se vio que los nuevos dueños eran muy sedentarios antes de tener a su perro ya que caminaban un 24% menos que quienes no tenían animales.
Los investigadores vieron además que una de las motivaciones para tener un perro es el deseo de hacer más ejercicio. Los nuevos dueños de perros aumentaban considerablemente su promedio de caminata semanal previo a tener la mascota: de 89 a 130 minutos.

Ventajas de caminar

  • Realizar caminatas diarias reduce los riesgos cardíacos, ya que disminuye la presión arterial y corrige el colesterol en sangre.
  • Previene problemas respiratorios y mejora la situación de quienes padecen asma bronquial.
  • Aumenta la masa muscular, mejorando la postura corporal.
  • Contribuye en la calcificación de los huesos.
  • Ayuda a prevenir la diabetes y a controlar los niveles de azúcar en sangre.

De todos modos, tener perro no hace magia, no es garantía de actividad física. Depositar todas las salidas en el paseador, o solo dar una vueltita a la manzana, no resulta si queremos empezar a movernos. El animal de compañía y su indudable necesidad de salir es una vía que nos sirve de apoyo para que activemos, pero depende de nosotros que transformemos esa “salida o paseo” en una rutina de movimiento, planificando nuevos objetivos y desafíos.

Fuente: Equipo de Contenidos DOGRUN