« Volver

 |  10 años de historias

Nico y Volta

Publicado por DOGRUN el 21/03/22
Al tratarse de un espectro, cada persona con TEA (trastorno del espectro autista) es única y eso hace que cada uno tenga una historia propia, diferente e irrepetible. Bocalán nos acerca la de Nico y Volta, una historia de amistad que le permitió a Nico entender mejor el caótico mundo en el que vivimos.
 

Reinventando la vida


Fue en el año 2011 cuando Elizabeth y Leandro recibieron el diagnóstico de TEA para su hijo mayor, Nicolás. En ese momento, Nico tenía tan solo 2 años y 10 meses. Como ocurre siempre con las cosas inesperadas, el diagnóstico llegó acompañado de muchas preguntas: “poco conocimiento teníamos sobre Autismo, terapias relacionadas, profesionales cercanos a nuestro domicilio y referentes. Menos aún de la existencia de Perros de Servicio para chicos con Autismo”.

El primer paso para estos padres fue intentar formar un equipo completo de terapia para su hijo. Una búsqueda que les llenaba de incertidumbre sobre el futuro próximo de Nicolás: dónde y cuándo recibiría la terapia, cómo seguiría su educación escolar, etc. Fue entonces que conocieron los Perros de Servicio para Niños con Autismo (PSNA) en una nota que hablaba sobre el trabajo llevado a cabo por la Fundación Bocalán en España.

Aunque para los padres de Nico, poder disponer de un PSNA en aquel momento les parecía algo muy lejano, un día recibieron la llamada de un familiar avisándoles de que en la televisión se estaba mostrando el trabajo de Perros de Asistencia para personas con discapacidad física y para niños con autismo en Argentina. Esta fue la primera vez que escucharon hablar de Bocalán Argentina pero no sería la última. En unas charlas organizadas por CEUPA (Conciencia, Esperanza y Unión para el Autismo) parte del equipo de Bocalán Argentina habló sobre el entrenamiento de los PSNA y las funciones que estos perros realizan para mejorar la calidad de vida del usuario.

“A medida que hablaban nos mirábamos y pensábamos en cuánto ayudaría un perro así a nuestro hijo”, recuerdan los papás de Nico. Fue entonces que conocieron a Margarita Ziade, directora de la Asociación Civil Bocalán Argentina y a Victoria Cisneros (responsable del área de entrenamiento en esta asociación) y pidieron información del procedimiento a seguir para solicitar un PSNA para Nicolás. “Sin muchas esperanzas”, confiesan Elizabeth y Leandro, realizaron la solicitud. Al tiempo, tuvieron la respuesta que les abriría el camino para lograr esa deseada ayuda para su hijo.

Pequeños cambios que cambian un mundo

Lo que más puede llegar a sorprender al ver trabajar a un PSNA con su usuario es la rapidez con la que llegan los cambios.
Antes de que Nico y su perro PSNA, una labradora hembra llamada Volta, se conociesen, Nico no caminaba en la calle, “solo podíamos salir en auto”, nos dicen sus papás, “en caso de estacionar lejos del lugar a donde nos dirigíamos, luego de unos pasos pedía upa o comenzaba con un berrinche, con el riesgo de que saliera corriendo en cualquier dirección”. 
El día que Volta llegó a la casa de Nicolás para quedarse definitivamente, Elizabeth, Leandro, Nico, Volta y parte del equipo de entrenadores de Bocalán Argentina caminaron hasta el colegio en el que Nicolás estudiaba. Pasaron por delante de plazas, negocios, la estación de tren… casi treinta cuadras en la que Nico caminaba con una sonrisa en la cara, contagiando este estado al resto de los que le acompañaban. “Volta permitió que Nico conociera el barrio sin estar subido arriba de un auto”, nos cuentan Elizabeth y Leandro.

Otro rasgo general en las personas con TEA es la alteración de los patrones de sueño. En la historia de Nico, apenas una semana después de que Volta llegara a la casa, el pequeño durmió durante ocho horas ininterrumpidas en su propia cama, “apoyando sus pies sobre el lomo de su compañera”, recuerdan sus padres. “Volta mejoró el descanso de Nico y el nuestro también”, nos confiesan.
Nicolás también presentaba una comunicación verbal reducida con muchas ecolalias (repetición de frases o palabras que escuchó recientemente). Volta también le hizo dar un paso más hacia la mejora de su comunicación. “A los pocos días de la llegada de Volta, tomando el cinturón que va unido al pecho del perro, Nicolás levantó los brazos para que se lo colocáramos y dijo caminar”.

Momentos cotidianos también cambiaron gracias a Volta. Antes de la llegada de su compañera, Nico se levantaba y deambulaba durante las horas de las comidas. En menos de dos semanas de la llegada del Volta a la casa, estos momentos se redujeron y, desde entonces, la familia pudo compartir momentos de almuerzos y cenas con Volta al lado de Nicolás o en sus pies. “Ver a Nico que meticulosamente y, sin que nadie se dé cuenta, escabullara su mano debajo de la mesa para convidar a su compañera al asado, nos causó mucha ternura. A su modo, él le estaba diciendo gracias”, nos cuentan los papás de Nicolás.

"Volta ha traído a la Nico y a su familia nuevos momentos, para muchos escenas de la vida diaria, para Elizabeth y Leandro, ratos que nunca hubieran imaginado que podrían compartir: salir a caminar, ir a la plaza, ir de vacaciones, escalar alguna sierras, salir a comer fuera de casa y, en una ocasión, participaron de DogRun”, nos cuentan entusiasmados.

Sin duda, Elizabeth y Leandro nos dieron la mejor definición que puede hacerse de lo que es un PSNA, de lo que Volta ha supuesto en sus vidas y en la de Nicolás: “Cuando recibimos el diagnóstico de autismo, sabíamos que muchas cosas no las íbamos a poder hacer. Pero Volta nos ayudó también a buscar las cosas que sí podemos hacer, a repensar el cómo y, a disfrutar de nuestra familia”.

Agradecemos a Elizabeth y Leandro que nos han abierto las puertas de su historia. Sin duda, la mejor forma de contar la labor de Bocalán Argentina es a través de ellos. Muchas gracias por haber aceptado participar en esta nota y ser la inspiración y la esperanza para muchas familias que estén pasando por esos momentos de dudas y miedos ante un diagnóstico de autismo.

Pilar Bustos-Sanmamed
Doctora en Biología (Zaragoza-España)
Periodista y Divulgadora de la Ciencia (UNED-España)
Entrenadora de Perros de Asistencia (Bocalán Argentina)

Para más información ingresá a:
https://bocalanargentina.org