Oscarsita encontró una familia Dogrunner

Hola, soy Oscarsita, una perra de 5 años, con cuatro patas, dos orejas, dos ojos (como todos los caninos) pero mi historia es especial, por eso me gustaría contárselas con el objetivo de motivar a otras personas a cumplir el sueño a otros perros … tal cual me paso a mí.

Era una mañana calurosa del 17 de enero del 2009, yo me encontraba caminando sin rumbo, flaquita, un tanto agotada, cuando de repente, me encontré con una mirada esperanzadora, con el deseo que mi vida se revierta de una vez por todas.

Desde ese momento, mis días comenzaron a ser diferentes, me puse más gordita, me creció el pelo, y mi espíritu comenzó a ser más alegre.

Una vez recuperada, me llevaron a la casa en donde vivían mis supuestos adoptantes, en ese lugar me sentía rara, estuve allí solo una noche. Al día siguiente, cuando encontré la oportunidad de poder escaparme salí desesperada hacia la calle. Evidentemente no me había adaptado a ese lugar.

Empecé a recorrer las cuadras cercanas, sin rumbo, mi futuro era incierto nuevamente y la desesperanza me invadía una vez más. Un sonido conocido interrumpió mis pensamientos, cada vez lo oía más cerca y más intenso, era aquel ruido de motor de un auto el cual yo había escuchado a diario durante meses, me recordó aquellos tiempos de alegría. Una voz dulce y suave me llamaba “Oscarsita”, mi corazón explotó de felicidad, y sin pensar ni un segundo me subí al auto impulsivamente y volví a ver a aquellos ojos que me habían recuperado y devuelto la esperanza de una vida digna.

Una vez arriba, me fui a sentar al asiento de atrás, y en ese instante sentí que la persona que me había venido a buscar era con quien yo quería compartir el resto de mis días.

Había encontrado a mi mamá y a mi abuela, y desde ese momento somos inseparables. Yo acompaño a mi mamá a trabajar y la cuido permanentemente. Ella fue quien me hizo conocer el mundo del running.

Comencé a ir a Palermo y de a poquito a correr a la par de ella.

En el 2010 mi abuela me regaló la inscripción en la 1ra edición DogRun y desde ese año tengo asistencia perfecta al Evento.

En todas las DogRun corrí 5km y siempre lo compartí con otras perritas amigas, ellas son dos yorquis, Cami y Pitufina , que aunque ellas no puedan correr la misma distancia que yo, podemos compartir la previa y el tercer tiempo que solemos disfrutar los corredores.

Actualmente conformamos una familia Dogrun.

Para ir finalizando, quería contarles que mi nombre surgió de un libro que mi mama le leía a mi abuela “Mi perro Oscar” que narra la historia de Oscar, un perro siberiano nacido y criado en la Antártida , el cual logró afrontar las adversidades que se le presentaban y de ese relato deviene mi nombre Oscarsita.

El motivo por el que estoy escribiendo mi historia es para transmitir que cuando se desea intensamente que algo ocurra…. A fin llega.

“MI SUEÑO ERA TENER UNA FAMILIA”

Hoy soy una perra DOGRUN FELIZ

OSCARSITA

 

Sobre la autora y dueña de Oscarsita:

Mi nombre es Edith Nicotera, tengo 46 años, soy licenciada en administración, vivo en el barrio de Haedo, Buenos Aires, y por sobre todas las cosas adoro los perros, admiro su forma de vida, esa famosa “vida de perros”.

Hace unos años atrás me prestaron un libro que se llama ” Mi perro Oscar ” en el cual narra la historia de un perro nacido en la Antártida y cuenta las diferentes anécdotas de la vida de dicho perro. Lo leí libro junto con mi mamá, y fue ella quien le puso el nombre a la perrita Oscarsita

Pensé en escribir la historia de Oscky en primera persona, para decir que ella es corredora y que frente a la posibilidad de contar su historia se convierte en escritora.

Cuando conocí a Oscky, ella estaba lastimada y muy flaquita, y empecé a ayudarla, siempre con la idea de darla en adopción. Durante toda su recuperación, yo la cargaba en el auto y la llevaba a todos lados conmigo. Pero un día llego el momento de llevarla a la casa de sus supuestos padres adoptivos, Oscky se quedó ahí sólo una noche, y en cuanto tuvo la posibilidad de escapar, así lo hizo. … Sus adoptantes me llamaron por teléfono, y obviamente la fui a buscar.

En este mismo instante es donde comienza realmente toda esta historia, cuando la perra escuchó el ruido del motor de mi auto, no podría explicarlo en palabras. Es por eso que en la historia escribo ” había encontrado a mi mama (yo) y mi abuela “(que es mi mama). Creo que la perra ya sabía q se quedaba en casa y que era un integrante más de mi familia. La que no lo sabía era yo. Porque junto con mi mamá rescatamos en varias oportunidades perros de la calle, pero no podíamos quedarnos siempre con los perros, entonces buscábamos una buena familia y los dábamos en adopción Y en cambio Oscarsita eligió quedarse.

Cuando ella se recuperó, empecé a llevarla a entrenar conmigo a Palermo y despacito comenzó a correr a la par mío, yo me di cuenta que a ella le encantaba el running y fue así que se convirtió en un hábito, al día de hoy es una auténtica DogRun.

Yendo a entrenar a Palermo conocí a Gisela Lazareff, ella tiene dos perritas yorkis, Camila y Pitufina, con las cuales Oscarsita se lleva super bien. Entonces decidimos anotarnos en la primera DogRun, hace ya tres años atrás.

Me acuerdo como si fuese hoy que era una mañana lluviosa, y exactamente a las 10 hs cesó de llover, justo para darnos tiempo suficiente para llevar adelante la carrera, y de allí en adelante tenemos asistencia perfecta a todas las DogRun.

El último 17 de noviembre fuimos a la primera DogRun Rosario. Paramos un hotel petfrienly, y la convivencia fue excelente, no sólo con las perritas yorkis sino también con otros perro. Fue un fin de semana increíble.

Para cerrar. Cuando en el relato escribo ” los sueños que se desean con fuerzan se cumplen” es porque considero que Oscarsita tenía el sueño de tener su familia y se le cumplió.

 

¡Hoy somos una autentica familia DogRun!

Oscarsita y Edith Nocotera

1 Comment

  1. jose dice:

    Tomaste una de las actitudes mas sana de tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *