« Volver

Perros  |  Sanidad y nutrición

¿Es lo mismo correr que caminar? Cómo elegir una nutrición adecuada para mi perro que participa en DogRun

Publicado por DOGRUN el 03/03/22
Lo sabemos muy bien: elegir la nutrición ideal para cada perro puede ser complejo. La especie canina es considerada la especie más diversa a nivel genético. Todos conocemos perros que en su vida adulta pesan cerca de 4 kg (y otros que pueden llegar a pesar 60 kg), perros en etapa de crecimiento, adultos y maduros, perros con tendencia al sobrepeso… y esta gran cantidad de factores debe ser tenida en cuenta a la hora de decidir sobre la nutrición y la rutina de alimentación de cada perro.

Lo que es menos conocido, es que los perros que realizan un alto nivel de actividad física o mental también necesitan una nutrición adaptada, que les brinde la gran cantidad de energía y los nutrientes específicos que lo ayudarán a tener un mejor desempeño, a recuperarse adecuadamente y a mantenerse saludables en el mediano y largo plazo.

La pregunta entonces es… ¿Cómo sé si mi perro necesita este tipo de nutrición? ¿Cuándo puedo considerarlo un perro de “altos requerimientos”? Ya te brindaremos más información sobre nutrición específica para perros activos.

Para comenzar, debemos tener en cuenta que no cualquier actividad va a producir altas demandas de energía. Un perro que no hace ejercicio de forma regular o que lleva un estilo de vida más sedentario no necesita la cantidad de calorías que se encuentran en un alimento de alto rendimiento, por lo que debe seguir una dieta que se adapte a sus necesidades individuales para evitar aumentar de peso. En otras palabras, si tu perro sale a pasear y camina 45 o 60 minutos en total, haciendo pausas, es un nivel de actividad leve y sus necesidades de energía se ven cubiertas adecuadamente por su alimento habitual.

En términos generales, consideramos que el perro necesita una fórmula adaptada cuando desarrolla alguna actividad altamente demandante (como deporte en instancias competitivas, trabajo o servicio) o si es un perro de familia que realiza más de una hora de ejercicio intenso, por lo menos dos veces por semana, de forma sostenida en el tiempo.

Mantenerse activos vale la pena, pero es importante un comienzo gradual, paciencia y constancia para hacerlo de una forma saludable. Lo mismo ocurre con el alimento: la adaptación debe ser progresiva y suceder con anticipación suficiente para que los cambios en el metabolismo se produzcan. Si tenés previsto comenzar un plan de entrenamiento con tu perro, quizá sea un buen momento para consultar sobre un cambio en la alimentación que acompañe el inicio gradual del mismo.

Recordá que el veterinario de cabecera, a través de la evaluación exhaustiva de tu perro, es quien te ayudará a definir tus objetivos para esta edición de Dog Run, y es también quien mejor puede asesorarte para encontrar el alimento indicado para tu perro.


Comunicación Científica Eukanuba

Servicio de Atención al Consumidor. 0-800-333-8526
Lun. a Vie. de 9.00 a 18.00
https://www.eukanuba.com/ar/contact-us