« Volver

Perros  |  Performance

Pautas iniciales de entrenamiento para vos y tu perro

Publicado por DOGRUN el 15/02/22
El hábito de hacer ejercicio, ya sea caminar, trotar o correr, se traduce con el tiempo en salud física y mental tanto para nosotros como para nuestros perros. Sin embargo, para lograr instalar el hábito es indispensable ser pacientes y constantes.

La organización del ejercicio basado en el conocimiento del cuerpo y la mente de ambos (nuestro y de nuestro perro) hará que encontremos más agradable el estímulo diario necesario para poder acercarnos a objetivos de mediano y largo plazo. A continuación repasaremos algunas variables en humanos y perros para tener en cuenta:

Conocernos a nosotros mismos

EDAD:
  • Niños (se prioriza lo lúdico)
  • Adolescentes (iniciación al ejercicio, se trabaja sobre los límites que dan la etapa de desarrollo corporal)
  • Adultos (entrenamiento completo, aprovechar genética y sumarle estímulo ambiental >16 años)
  • Adultos mayores (se busca generar y mantener el hábito de entrenamiento, constancia, perseverancia es más mental más que física)
  • Adultos muy mayores (la generación/mantenimiento de hábitos controlados es indispensable para la salud mental y física)

SEXO:
Somos diferentes por cuestiones físicas, psicológicas y mentales.

Los hombres tienen el corazón más grande y de mayor capacidad, además transportan un 10% más de oxígeno en la sangre, a pesar de ello las mujeres son más ergonómicas.

También hay diferencias en cuanto a factores psicológicos, hormonales, de elasticidad, articulares. Querer entrenar al mismo nivel sólo hará que el estímulo se transforme en negativo.

DISPONIBILIDAD:
Si tenemos poco tiempo será necesario establecer metas muy cortas (15 minutos, o 30 minutos al menos dos veces a la semana y una hora o 30 minutos los fines de semana).

ENFERMEDADES Y CAPACIDADES DIFERENTES
Siempre antes de hacer ejercicio de manera regular es importante visitar al médico y pedir un apto físico.

Las enfermedades son una limitante, si tenemos diabetes, artrosis, lumbalgias, no quiere decir que no podemos hacer ejercicio. Primero hay que consultar con nuestro médico de cabecera cuales son los cuidados según cada enfermedad particular.

Personas con capacidades diferentes establecen por su sensibilidad y percepción, un vínculo muy especial con el perro que se refuerza en el ejercicio.

Conocer a nuestro perro

EDAD:
  • Cachorros 8 meses (se puede dar comienzo al entrenamiento siempre y cuando esté sociable y estimulado, sino hay que accionar las necesidades de equilibrio emocional indispensables para poder hacer un trabajo activo. Primero socializar y luego entrenar).
  • Adultos > 1,5 años (es una etapa ideal para planificar entrenamiento y fijar metas a corto, mediano o largo plazo. Toleran el entrenamiento disciplinado y les genera el hábito).
  • Gerontes > 6 años (etapa de tranquilidad emocional y física. Adaptación a la mascota 100%. Se prioriza lo lúdico, la dispersión, se requiere de tolerancia y paciencia).

SEXO:
En líneas generales, los machos que no están castrados, por su instinto reproductivo y territorial, son más dispersos. Los machos castrados, y hembras en general son más equilibrados y se pueden focalizar más.
Las hembras preñadas no deberían correr, solo caminar.

RAZAS:
Siempre tener en cuenta las condiciones raciales, algunas logran mayor velocidad que resistencia, como los galgos, otros solo deben caminar. Hay características raciales , como los braquicefálicos que solo deben caminar , y en algunos casos no deberían hacerlo dentro de un contexto competitivo (Por ejemplo , el bulldog Inglés).
El tamaño es una variable pero no es condicionante. Un Gran Danés no corre de manera ordenada y metódica porque su genética no se lo permite, un chihuahua o un yorkshire si, pero siempre hay que entrenarlos. Los mestizos (perros con vigor híbrido) son los más versátiles en cuanto a condiciones ya que se adaptan a todos los ritmos.

ENFERMEDADES:
Las enfermedades son condicionantes la mayoría de las veces. Un perro con artrosis, parásitos, pulgas o cualquier entidad que reduzca su capacidad de entrenamiento y performance, agravará su problema.

NO debe hacer ejercicio sin la autorización y apto físico de su Médico Veterinario de cabecera.

IMPORTANTE

  • Siempre el chequeo con el médico de ambos (dueño y perro)
  • El objetivo no es necesariamente correr, se puede caminar.
  • Recordar que es el ser humano el que debe adaptarse al ritmo del perro.
  • Necesitamos 60 días como mínimo para estar sincronizados en ritmo y sensaciones.
  • En las categorías de iniciantes el trabajo no debe superar los 15 a 30 minutos uniformes continuos, 3 veces a la semana.
  • En Categorías Intermedios o Avanzados podemos agregar 2 días más a la semana, y la duración del entrenamiento sube a 30 minutos o 1 hora dependiendo la raza.
  • A medida que avanzamos de categoría vamos intensificando velocidad y distancias para mejorar umbral anaeróbico y potencia aeróbica.
  • Es clave es la hidratación y disciplina en esta etapa. Llevar un bebedero de tela y botellas para hidratar a la mascota siempre.
  • En algunas razas y en mestizos, pasar de categoría inicial a intermedio dependerá de la regularidad semanal de entrenamiento.
  • Algunas razas pueden tolerar trabajos de hasta 2 hs. y otras no soportan más de 30 minutos a pesar de ser entrenados con regularidad.
  • Intervalos de distancias con pausas activas y cuestas son compatibles con algunos perros de nivel intermedio y elite.
  • En el nivel inicial solo buscaremos generar el hábito con la regularidad y la motivación.
  • El aspecto psicológico es clave, debemos tener siempre objetivos compartidos (ej. DOGRUN)
  • Registrar en un cuaderno el entrenamiento del perro cada día, los minutos, los kilómetros, las sensaciones que se perciben en la mascota (entero, cansado, agitado, alegre, eufórico, triste, etc.)
  • Otra buena estrategia es tomar el pulso femoral antes de cada entrenamiento para percibir la frecuencia cardiaca en reposo antes de la EC y al final del entrenamiento.
  • Cuanto más baja la frecuencia cardíaca en reposo mejor entrenado está el perro.
  • Si corremos en asfalto es bueno aplicar una capa de vaselina sólida en las almohadillas plantares y palmares de los perros.
  • Evitar siempre los días de altas temperaturas y baja presión para evitar el golpe de calor.

Fuente: Equipo de Contenidos DOGRUN