« Volver

Perros  |  Sanidad y nutrición

Comunicación, motivación y vínculo humano-perro ¿qué nos aporta el refuerzo positivo?

Publicado por DOGRUN el 27/04/22
Hoy en día, sabemos lo importante que es establecer una buena comunicación con el perro para su bienestar, desde el momento que se incorpora a la familia. Los perros prefieren, por naturaleza, formar parte de un grupo social con reglas claras y rutinas establecidas, y son capaces de aprender y adaptar su comportamiento al del grupo durante toda su vida. El estudio del comportamiento del perro nos ha proporcionado herramientas muy valiosas para comunicarnos con ellos eficientemente y establecer expectativas claras.

El condicionamiento operante significa establecer una asociación entre determinada acción o conducta con una consecuencia positiva o negativa para el perro. De este modo, el perro tenderá a repetir aquellos comportamientos que fueron recompensados a través de estímulos agradables (o la eliminación de estímulos desagradables), y tenderá a no repetir aquellos comportamientos por los que fue castigado (o por los que se le sustrajo algo que le resultaba agradable). De todas estas alternativas posibles, se comprobó que el refuerzo positivo es la forma más ética y efectiva de enseñar una conducta a un perro.

¿Qué es el refuerzo positivo? En pocas palabras, el refuerzo positivo es dar al perro algo agradable (un juguete, cariño, un alimento que le gusta) inmediatamente después de que realiza una acción o exhibe una conducta que queremos que repita en el futuro. A lo largo que avanza el aprendizaje, el perro asocia el comando verbal o gestual de su tutor con la acción, y a esta acción con una consecuencia positiva, aún si este “premio” no se repite con la misma frecuencia.

Este tipo de aprendizaje es clave a la hora de enseñar a un cachorro las reglas de la casa, el paseo, la interacción con otros miembros de su especie, los traslados, etc. También, a la hora de aprender algún deporte e incluso para mantener la motivación en el entrenamiento.

Si estás pensando en incorporarlos a su rutina, o simplemente querés saber más, te invitamos a conocer 8 características principales de los alimentos que utilicemos como reforzadores o premios:

1. No todo el alimento es igual: cada perro tendrá preferencias propias según sus gustos, sus experiencias y el contexto.
2. Está comprobado que los perros se sienten más motivados por un premio que valoran mucho que por una mayor cantidad de un alimento habitual, que no es tan atractivo.
3. Algunos perros prefieren variedad y otros no. Sin embargo, la mayoría de los perros, a largo plazo, necesitan diferentes aromas y sabores para mantener alta la motivación.
4. El refuerzo positivo debe ser dado inmediatamente después de producida la conducta, para que el perro asocie correctamente ambos eventos.
5. Hay muchas opciones disponibles en el mercado: es recomendable que la que elijamos haya sido elaborada con ingredientes de máxima calidad y un perfil de nutrientes específico y controlado.
6. Los refuerzos alimentarios, además de ser consumidos por el perro, serán manipulados por personas adultas y niños. La seguridad es muy importante, por lo cual la opción elegida debe contar con controles físicos, químicos y biológicos en diferentes etapas de producción (así como en el producto terminado).
7. Los premios no son nutricionalmente completos y balanceados y pueden aportar un exceso de calorías que será perjudicial, por ejemplo, si el perro es propenso al sobrepeso y la obesidad. Recomendamos recurrir a opciones saludables, bajas en calorías, y utilizarlos según las indicaciones del packaging para evitar desbalancear su dieta.
8. Algunos tamaños y texturas funcionan mejor, especialmente los premios chicos y levemente húmedos que no necesitan masticar. Al consumirlos directamente, el perro no se distraerá de la actividad que están realizando.

Eukanuba desarrolló ActivTrainers, premios formulados por veterinarios nutricionistas, que contribuyen con la salud cerebral saludable mediante el aporte de DHA. ActivTrainers existe en dos alternativas, con pollo y con salmón como primer ingrediente, para permitir la alternancia en los sabores y aromas en cachorros y perros adultos que entrenan frecuentemente. Por otro lado, ActivMobility son premios recomendados para promover una vida más activa en perros mayores a un año de edad que se benefician de un soporte nutricional para la salud articular. Contienen glucosamina y sulfato de condroitina, dos componentes naturales del cartílago que le otorgan elasticidad y ayudan a mejorar la movilidad general. Además, ActivTrainers y ActivMobility son bajos en calorías por lo cual pueden utilizarse de forma segura mientras se busca alcanzar un estado corporal óptimo.

Los premios son una excelente forma de reforzar no solamente los aprendizajes, sino también el vínculo con el perro. Para muchos tutores, es un momento especial que los conecta con su mascota. Si querés saber más sobre las opciones disponibles para tu perro o cómo incorporarlos a su rutina de educación, consulta a tu veterinario de confianza.

Comunicación Científica Eukanuba

Servicio de Atención al Consumidor. 0-800-333-8526
Lun. a vie. de 9.00 a 18.00
https://www.eukanuba.com/ar/contact-us